• Ir a Uct
  • Ir a Webmail
  • Ir a directorio
  • Ir a Intranet
  • Ir a Contacto

logo

Historia

Los Inicios

Entre 1971 y 1973 se desarrolla el primer programa de especialización en antropología, destinado a profesionales del área social e impulsado por el Centro de Estudios de la Realidad Regional (CERER). Este programa, dirigido por el Dr. Milan Stuchlik, antropólogo checoslovaco residente en el país, tuvo como finalidad realizar una serie de investigaciones sobre la sociedad y la cultura mapuche. A partir de septiembre de 1973 el programa modifica su definición transformándose en la carrera de Licenciatura en Antropología con mención en etnolingüística, inicialmente dirigida por el Dr. Adalberto Salas.

Ambas etapas, aunque diferentes en forma y contenido, surgieron motivadas por el hecho de encontrarse Temuco en el corazón del territorio mapuche, en un momento en que la Universidad -en ese entonces sede regional de la Pontificia Universidad Católica de Chile- constituía un espacio de acogida y de reflexión sobre la realidad regional. Esto, sin lugar a dudas constituye el sello de origen de la Antropología regional, puesto que se genera en ese período una importante producción intelectual en torno a los aspectos socioculturales y lingüísticos del pueblo mapuche. En base a dicho núcleo de profesores, surgirá una generación de discípulos que en la actualidad son reconocidos profesionales a nivel nacional. No obstante, la proyección disciplinaria estaría marcada a futuro por el proceso de reestructuración universitaria que, en general, se ofrecía poco propicia al desarrollo de las ciencias sociales.

Entre 1978 y 1992, se interrumpe la formación de antropólogos en la sede regional de la Universidad y sólo se mantienen actividades de investigación y de extensión en torno al Centro de Investigaciones Sociales y Regionales (CISRE). Entre ellas cabe destacar la organización de las Semanas Indigenistas, que constituirán durante los años 1980 uno de los principales espacios de encuentro de los antropólogos e investigadores de la temática indígena chilena; asimismo, y asociado a lo anterior, comienza a editarse la revista Cultura-Hombre-Sociedad (CUHSO), actualmente indexada en Latindex.

La Consolidación

En 1992 se reabre la carrera en el recién creado Departamento de Antropología, perteneciente a la Facultad de Artes y Humanidades. Para entonces el contexto institucional ha cambiado de manera significativa, pues desde 1991 la casa de estudios adquiere autonomía y pasa a denominarse Universidad Católica de Temuco, manteniendo un lugar en el Consejo de Rectores. También ese contexto, y bajo el impulso del Gran Canciller Monseñor Sergio Contreras, la antropología recobra un lugar destacado en una región donde la diversidad cultural es un rasgo constitutivo de su identidad.

El plan curricular implementado a partir de 1992 se caracteriza por su marcada orientación académica, lo cual es concordante con una visión disciplinaria de la enseñanza, tendiente a formar especialistas y académicos de alto nivel; sin embargo, los recursos docentes con los cuales se cuenta no son suficientes para cubrir el vasto espectro de materias enseñadas en una carrera que presenta dos menciones de especialidad: Antropología Aplicada y Etnolingüística.

A partir de 1995 tiende a disminuir el ingreso de nuevos estudiantes, ello deriva en un breve receso durante 1997 y posteriormente en un cambio de plan curricular en 1998. Por otra parte el año 1997 estaría marcado por una reestructuración de la Facultad de Artes, Humanidades y Ciencias Sociales, desapareciendo el Departamento de Antropología y dando origen a un Departamento de Ciencias Sociales que incluye a las carreras de Licenciatura en Antropología y la recientemente creada (1996) carrera de Trabajo Social. Además, con independencia de la mencionada Facultad, se crea el Centro de Estudios Socioculturales (CES), prolífico espacio de investigación antropológica aplicada e interdisciplinaria.

Una nueva Transición

El año 1998 marca una nueva etapa en la historia de la formación de antropólogos en la UC Temuco y la región, distinguiéndose dos cambios principales: se implementa un nuevo plan curricular que elimina las menciones e intenta dar cuenta de las nuevas tendencias disciplinarias. En algunos aspectos se busca entregar una formación más orientada a lo profesional y asimismo integrar de mejor manera la visión y la misión de la Universidad.

En 1999 desaparece el Departamento de Ciencias Sociales y se crea la Escuela de Antropología. Este es un cambio importante puesto que otorga una mayor autonomía a la unidad a cargo de la carrera.

A partir de 2001 comienza a consolidarse un núcleo de académicos estable –algo que había sido esquivo hasta entonces- y se da inicio a un proceso de autoevaluación del plan curricular de 1998 y a la implementación de ajustes progresivos a objeto mejorar su diseño. Desde el segundo semestre de 2001 se introducen cambios tendientes a integrar conocimientos teóricos y aplicados ya en los primeros semestres y a confrontar a los alumnos y alumnas a experiencias de terreno y de colaboración investigativa.

En el marco de un Proyecto de Innovación Docente (2002 – 2003), se revisan las prácticas pedagógicas y se hace un análisis comparativo de las maneras de enseñar antropología (comparación de mallas curriculares de las carreras de antropología en Chile); este proceso desembocará en una nueva propuesta curricular (Plan 2002) que tratará de conciliar este trabajo evaluativo del plan 1998 con una demanda institucional tendiente a disminuir el número de créditos y de cursos de las mallas vigentes, propuesta que finalmente no será implementada. A partir del 2004, se iniciará un proceso de ordenamiento reglamentario y de formalización de criterios evaluativos y pedagógicos que, desde el segundo semestre de ese año, se enmarca en un proceso formal de auto-evaluación para la acreditación de la carrera de licenciatura en Antropología.

Acreditación y nuevo Plan Curricular

En 2005 se abre una nueva etapa en la historia de la carrera de Antropología en la UC Temuco, ello en el marco del nuevo Plan de Desarrollo Institucional 2005-2010 de la Universidad. Esta etapa se caracterizara por la implementación de un plan de mejoramiento, fruto del proceso de auto-evaluación ya reseñado y de las recomendaciones emanadas desde la CNAP en el año 2007, tras el proceso de Acreditación.

A partir de 2008, se ha puesto en marcha un proceso de renovación curricular teniendo como base el proyecto curricular elaborado el 2002, las medidas implementadas en el plan de mejoramiento de acreditación, el Modelo Educativo de la UC Temuco y los nuevos desafíos disciplinarios y profesionales de la Antropología en el país y en el mundo. Este proceso ha sido desarrollado con apoyo de la Dirección General de Docencia y financiado en parte con un proyecto MECESUP2 adjudicado en 2008, el que fue íntegramente ejecutado durante todo 2009 y 2010. El resultado de este proceso ha sido un nuevo plan curricular basado en competencias. Su principal característica es un esperado equilibrio entre las dimensiones disciplinarias y profesionales de la carrera.